Cómo Comprar Bonos del Tesoro de Estados Unidos

7/11/2023

Un bono es un instrumento financiero emitido por una empresa o entidad gubernamental con el propósito de recaudar capital. Funciona como un préstamo otorgado por los inversores al emisor, a cambio del compromiso de este último de devolver tanto el capital invertido como los intereses acordados.

Los bonos desempeñan un papel crucial en las carteras de inversión, ya que proporcionan una fuente de ingresos predecibles, suelen conllevar un nivel de riesgo menor en comparación con las acciones y contribuyen a la diversificación de un portafolio.

¿Qué tipos de bono hay?

Existen diversos tipos de bonos, también conocidos como instrumentos de renta fija, que son utilizados tanto por gobiernos como por empresas para obtener financiamiento a través de préstamos de inversionistas. Por lo general, los bonos se emiten con el propósito de recaudar fondos para proyectos específicos, y a cambio, el emisor se compromete a reembolsar la inversión junto con intereses en un plazo determinado.

Las agencias de calificación crediticia evalúan algunos tipos de bonos, como los bonos corporativos y gubernamentales, para determinar su calidad. Estas calificaciones son utilizadas para estimar la probabilidad de reembolso a los inversionistas y generalmente se dividen en dos categorías principales: grado de inversión (calificación alta) y alto rendimiento (calificación baja).

Los tipos principales de bonos incluyen:

1. Bonos del Tesoro: Emitidos por el Gobierno de Estados Unidos, estos bonos son considerados libres de riesgo debido al respaldo total del Gobierno. Aunque ofrecen tasas de interés más bajas en comparación con los bonos corporativos, los bonos del Tesoro están sujetos a impuestos federales, pero están exentos de impuestos estatales y locales.

2. Bonos Corporativos: Emitidos por empresas con el fin de financiar proyectos como expansión o investigación y desarrollo. Los intereses generados por estos bonos son gravables, pero suelen ofrecer rendimientos superiores a los bonos gubernamentales para compensar esta carga impositiva.

3. Bonos Basura: Son bonos corporativos de alto rendimiento que tienen calificaciones por debajo del grado de inversión. A pesar de ofrecer rendimientos más altos, se les denomina "basura" debido a su mayor riesgo de impago en comparación con los bonos de grado de inversión. Los inversionistas con una menor tolerancia al riesgo pueden optar por evitar invertir en estos bonos.

4. Bonos Municipales: Emitidos por ciudades, pueblos o estados con el propósito de financiar proyectos públicos como infraestructuras, escuelas y hospitales. Los intereses generados por los bonos municipales suelen estar exentos de impuestos. Existen dos tipos principales de bonos municipales: los de responsabilidad general y los sobre ingresos.

Otros tipos de bonos

• Los fondos de bonos son fondos mutuos que generalmente diversifican sus inversiones en una variedad de bonos, incluyendo bonos corporativos, municipales, del Tesoro y de alto rendimiento. Estos fondos de bonos suelen ofrecer tasas de interés superiores a las cuentas bancarias, las cuentas de mercado monetario o los certificados de depósito. Con una inversión mínima relativamente baja, que puede oscilar entre cientos y miles de dólares, los fondos de bonos permiten a los inversionistas acceder a una amplia gama de bonos, gestionados por expertos administradores de fondos. Al considerar la inversión en fondos de bonos, es importante tener en cuenta lo siguiente:

• Los fondos de bonos suelen conllevar costos y comisiones de gestión adicionales.

• Los ingresos generados por un fondo de bonos pueden experimentar fluctuaciones, ya que estos fondos a menudo invierten en varios tipos de bonos.

• Es posible que se aplique una tarifa de rescate si decide vender sus acciones en un plazo de 60 a 90 días.

• Los fondos de bonos apalancados conllevan un nivel de riesgo superior.

¿Cuáles son las características de los bonos?

Los bonos son instrumentos financieros que se utilizan para la financiación de deuda, ya que implican la obtención de fondos por parte de los emisores a través de préstamos otorgados por inversionistas. Cuando los inversionistas adquieren bonos, reciben la promesa de que se les reembolsará su inversión inicial (el capital) junto con los intereses correspondientes. En calidad de acreedores del emisor, los titulares de bonos gozan de un derecho preferente sobre los activos en caso de quiebra o liquidación, en comparación con los accionistas. Los bonos, al igual que otros valores que proporcionan ingresos periódicos a los inversionistas, se conocen como valores de renta fija. Estos instrumentos pueden ser emitidos por empresas corporativas, gobiernos y entidades municipales.

¿Cómo se efectúan los pagos de los bonos?

El pago de intereses a los titulares de bonos se conoce como "cupón", y constituye la compensación que reciben por prestar su dinero al emisor. El término "cupón" proviene de la época en que los bonos físicos tenían cupones físicos adjuntos a sus certificados. Como mencioné anteriormente, los pagos de intereses suelen enviarse por correo a los titulares de bonos o ingresarse en una cuenta de corretaje.

La tasa de interés del cupón, también denominada rendimiento nominal (RN), se expresa como un porcentaje del valor nominal del bono. La mayoría de los bonos efectúan pagos de intereses a los inversionistas cada seis meses en dos cuotas semestrales. Por ejemplo, si un bono tiene un cupón del 10%, pagará el 10% de su valor nominal, que en el caso de un bono de USD 1,000 será un interés de USD 100 al año. Esto se traduce en pagos de USD 50 al semestre para el inversionista titular del bono, y otro pago de USD 50 en la fecha de vencimiento.

Consejos para invertir en bonos del Tesoro de Estados Unidos

Al considerar la inversión en bonos, es esencial tener en cuenta los siguientes consejos:

1. Conocer la fecha de vencimiento: La fecha de vencimiento del bono determina cuándo se le reembolsará su inversión. Antes de comprometer sus fondos, asegúrese de comprender durante cuánto tiempo su dinero estará invertido en el bono.

2. Evaluar la calificación crediticia: La calificación de un bono es un indicador de su solidez financiera. Cuanto más baja sea la calificación, mayor será el riesgo de incumplimiento y pérdida de inversión. Una calificación AAA es la más alta, según el sistema de calificación de Standard & Poor's. Los bonos con calificaciones de C o inferiores se consideran de baja calidad o "bonos basura" y conllevan el mayor riesgo de impago.

3. Investigar el historial del emisor: Conocer la trayectoria de la empresa emisora del bono puede ser útil para tomar decisiones de inversión informadas.

4. Evaluar su tolerancia al riesgo: Los bonos con calificaciones de crédito más bajas suelen ofrecer rendimientos más altos para compensar el riesgo adicional. Considere cuidadosamente su capacidad para asumir riesgos y evite basar sus decisiones únicamente en la búsqueda de rendimiento.

5. Considerar los riesgos macroeconómicos: Los cambios en las tasas de interés pueden afectar el valor de los bonos. El riesgo de tasa de interés se refiere a la posibilidad de que las tasas cambien antes del vencimiento del bono. Sin embargo, predecir las fluctuaciones de las tasas es difícil; en su lugar, mantenga un enfoque a largo plazo en sus objetivos de inversión. Además, la inflación también representa un riesgo para los bonos.

6. Alinearlo con sus objetivos de inversión generales: Los bonos deben contribuir a diversificar su cartera y equilibrar su inversión en acciones y otras clases de activos. Para garantizar que su cartera esté adecuadamente equilibrada, considere utilizar una calculadora de asignación de activos basada en su perfil de riesgo y objetivos.

7. Leer detenidamente el prospecto: Si planea invertir en un fondo de bonos, estudie las comisiones y comprenda la composición del fondo en términos de tipos de bonos. El nombre del fondo puede no reflejar completamente su contenido; por ejemplo, un fondo de bonos gubernamentales podría incluir bonos no gubernamentales.

8. Elegir un corredor especializado en bonos: Si planea adquirir bonos individuales, seleccione una empresa que tenga experiencia en el mercado de bonos. Puede ser beneficioso comunicarse con su representante de BlackRock u otra entidad financiera de confianza.

9. Comprender las tarifas y comisiones: Su corredor puede proporcionarle información detallada sobre los costos asociados con su inversión, por lo que es importante entenderlos antes de tomar decisiones financieras.

¿Cuáles son las ventajas de invertir en bonos?

Invertir en bonos ofrece una serie de beneficios:

1. Preservación del capital: La preservación del capital implica proteger el valor absoluto de su inversión a través de activos que garantizan el retorno del capital invertido. Dado que los bonos generalmente son menos riesgosos que las acciones, son una opción atractiva para inversionistas que tienen un horizonte de inversión más corto y desean minimizar el riesgo de pérdida.

2. Generación de ingresos: Los bonos proporcionan ingresos predecibles en forma de pagos de cupones a intervalos regulares.

3. Diversificación: La combinación de inversiones en acciones, bonos y otras clases de activos en su cartera puede ayudar a buscar rendimientos mientras mantiene la resiliencia en diversos entornos de mercado. Las acciones y los bonos suelen tener una correlación inversa, lo que significa que cuando el mercado de valores disminuye, los bonos pueden volverse más atractivos.

4. Gestión de riesgos: En general, se considera que los activos de renta fija conllevan menos riesgo que las acciones. Esto se debe a que los activos de renta fija tienden a ser menos sensibles a factores macroeconómicos, como recesiones económicas y eventos geopolíticos.

5. Contribución a la comunidad: Los bonos municipales permiten a los inversores contribuir al desarrollo de comunidades. Aunque estos bonos pueden no ofrecer los rendimientos más altos en comparación con los bonos corporativos, a menudo se utilizan para financiar proyectos como la construcción de hospitales, escuelas y la mejora de la calidad de vida de las personas.

¿Cuáles son los riesgos asociados con la inversión en bonos?

Como sucede con cualquier inversión, comprar bonos conlleva riesgos, tales como:

1. Riesgo de tasa de interés: Cuando las tasas de interés aumentan, los precios de los bonos tienden a disminuir, lo que significa que los bonos que posee pueden perder valor. Los movimientos en las tasas de interés son la principal causa de la volatilidad en los mercados de bonos.

2. Riesgo de inflación: La inflación se refiere al aumento de precios de bienes y servicios con el tiempo. Si la tasa de inflación supera el ingreso fijo que proporciona un bono, el poder adquisitivo del inversor disminuye.

3. Riesgo de crédito: El riesgo de crédito, también conocido como riesgo comercial o riesgo financiero, se refiere a la posibilidad de que el emisor de un bono no cumpla con sus obligaciones de deuda. Esto podría llevar a pérdidas para el inversionista.

4. Riesgo de liquidez: El riesgo de liquidez implica la posibilidad de que un inversionista desee vender un bono, pero no pueda encontrar un comprador en el mercado. Esto puede afectar la capacidad de vender el bono cuando sea necesario.

Estos riesgos pueden ser gestionados a través de la diversificación de sus inversiones en su cartera, considerando la inclusión de ETFs de renta fija y otros instrumentos financieros que pueden ayudar a mitigar estos riesgos.

Cómo invertir en bonos

Mientras que las acciones se negocian en un mercado centralizado, lo que significa que todas las operaciones se realizan en una bolsa y se compran y venden a un precio único, los bonos no se negocian de la misma manera. En lugar de ello, los bonos se comercializan en el mercado extrabursátil, lo que requiere que sean adquiridos a través de corredores. No obstante, existe la posibilidad de adquirir bonos del Tesoro de Estados Unidos directamente del Gobierno.

Dado que los bonos no se negocian en un mercado centralizado, a veces puede resultar complicado para los inversionistas determinar si están pagando un precio justo. Mientras un corredor puede vender un bono a un precio superior al valor nominal para obtener ganancias (prima), el precio ofrecido por otro corredor puede ser aún más elevado.

En conclusión, los bonos son una opción de inversión tradicional que ofrece una serie de ventajas, como la preservación del capital, la generación de ingresos y la diversificación. Sin embargo, es importante destacar que los bonos no son la única alternativa de inversión disponible en el mercado. En la actualidad, las criptomonedas han emergido como una clase de activos atractiva para los inversores, y los fondos crypto ofrecen la posibilidad de construir carteras equilibradas y diversificadas en este ámbito.

Empresas como Arch  se dedican a la construcción de portafolios crypto equilibrados y diversificados, lo que brinda a los inversores la oportunidad de participar en el emocionante mundo de las criptomonedas de manera gestionada y con un enfoque en la gestión de riesgos.

Otros artículos

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día