Cómo Invertir en la Bolsa de Valores: Guía Paso a Paso

3/10/2023

En algún momento de nuestras vidas, todos comenzamos como principiantes en algo. Nadie nace con conocimientos previos, y en este artículo, quiero compartir contigo las preguntas que me hacía cuando empecé a adentrarme en el mundo de la inversión en bolsa, así como todo lo que he aprendido en mi camino desde ser un ahorrador hasta convertirme en un inversor.

La inversión en el mercado de valores ofrece una mayor seguridad, rentabilidad, liquidez y flexibilidad en comparación con otros tipos de inversiones. Además, brinda la posibilidad de proteger tus ahorros contra la erosión causada por la inflación, permitiéndote crear un patrimonio sólido para tu jubilación o para futuras generaciones.

¿Qué representa la bolsa de valores?

Debes imaginar la bolsa como si fuera un supermercado en el que las empresas actúan como productores que ponen una parte de su propiedad a disposición de compradores interesados, conocidos como accionistas, con el fin de obtener financiamiento para su crecimiento.

La bolsa desempeña un papel fundamental en asegurar que las transacciones de acciones se realicen de manera segura, al tiempo que atrae a más empresas que desean compartir su propiedad con individuos ahorradores que desean invertir su dinero.

¿Cómo dar los primeros pasos en la inversión en la Bolsa de Valores?

Es fundamental comprender que no existe una única bolsa en el mundo. En la actualidad, existen más de 70 bolsas de valores distribuidas en los cinco continentes.

La mayoría de las economías desarrolladas cuentan con una o varias bolsas de valores en su territorio, donde generalmente cotizan empresas nacionales o con intereses en ese mercado en particular.

¿Cuáles son los pasos a seguir para invertir en la bolsa de valores? Aquí tienes una guía paso a paso:

1. Asegúrate de tener ahorros suficientes para cubrir tus necesidades diarias, incluyendo un fondo de emergencia. No es aconsejable invertir en la bolsa el dinero que puedas necesitar en un corto plazo, ya que la volatilidad de los precios de las acciones puede hacer que tu inversión disminuya justo cuando necesitas el dinero.

2. Debes ser mayor de edad para invertir en la bolsa. Aunque en el pasado algunos brokers permitían la inversión por parte de menores de edad, actualmente la mayoría de ellos no lo permiten. Una opción sería que tus padres abrieran una cuenta a nombre de un menor de edad y realizaran inversiones en su nombre. En países como España, empresas como Indexa Capital y Myinvestor ofrecen esta posibilidad.

3. Abre un contrato de inversión con un bróker. En la bolsa, no puedes comprar acciones directamente; necesitas una intermediaria llamada bróker. Estas empresas, a cambio de una comisión, te permitirán comprar y vender acciones.

4. Transfiere dinero desde tu cuenta bancaria al bróker. Por lo general, esta transferencia se realiza a través de métodos como transferencias bancarias, PayPal, Sofort, Neteller, entre otros.

5. Selecciona la acción o el ETF que deseas comprar, así como la bolsa en la que deseas realizar la operación. Es importante tener en cuenta que una misma acción puede estar disponible en varias bolsas, pero no todas ofrecen la misma liquidez ni aplican las mismas comisiones.

6. Lanza una orden de compra cuando la bolsa esté abierta. Es fundamental conocer los diferentes tipos de órdenes disponibles y comprender lo que implica cada una.

Siguiendo estos pasos, te convertirás en accionista de la empresa seleccionada. La bolsa es el mecanismo que te permite formar parte de negocios tan diversos como Amazon, Google, Inditex o Apple.

¿Dónde es apropiado invertir?

Examinemos todas las opciones disponibles y determinemos cuáles son las más adecuadas para principiantes.

Con tu capital, tienes la posibilidad de invertir en una variedad de activos:

1. Bienes raíces: como apartamentos para alquilar, garajes, locales comerciales y almacenes.
2. Terrenos: que pueden incluir cultivos y parcelas.
3. Metales preciosos físicos: como oro, plata, platino y diamantes.
4. Arte: incluyendo pinturas, esculturas, obras musicales y cine.
5. Coleccionables: como sellos, monedas, vinos y whisky.
6. Activos bancarios: tales como depósitos y pagarés.
7. Empresas privadas: como startups y equipos deportivos.
8. Renta Fija: bonos, letras del tesoro y obligaciones.
9. Financiamiento alternativo: mediante crowdfunding y crowdlending.
10. Bolsa: a través de acciones, fondos de inversión y ETFs.
11. Derivados: que incluyen opciones, futuros y warrants.
12. Criptomonedas: como Bitcoin, Ethereum, entre otras. En Arch tenemos fondos diversificados que te permiten tener exposición a esta clase de activos.

¿De qué manera se obtiene beneficio en el mercado de valores?

Al adquirir acciones, puedes generar ingresos de tres maneras distintas:

1. A través del aumento del valor de las acciones.
2. Mediante la distribución de dividendos por parte de la empresa (ganancias anuales repartidas entre los accionistas).
3. Por medio de una favorable variación en el tipo de cambio si inviertes en acciones fuera de Europa.

¿Cómo empezar a invertir con poco dinero?

El principal desafío cuando dispones de recursos financieros limitados para invertir son las comisiones. Debes ser consciente de que la inversión no es gratuita, y es esencial entenderlo desde el principio.

Imagina que comienzas a invertir con tan solo 100 euros, y el bróker te cobra una comisión de 10€ por comprar una acción de Repsol. En ese momento, habrías perdido el 10% de tu inversión apenas empezando.

Por ello, hay dos recomendaciones:

1. Opta por brokers con comisiones bajas: Te proporciono dos comparativas para ayudarte a elegir:
  - Broker en línea económico para acciones españolas.
  - Broker en línea económico para acciones internacionales.

2. Reduce la frecuencia de tus operaciones de compra y venta: Cuantas menos transacciones realices, menos impacto tendrán las comisiones en tu inversión.

Es por esta razón que, si tienes un patrimonio limitado, lo más recomendable es comenzar con una cartera de fondos de inversión o utilizar un servicio de roboadvisors.

Beneficios y riesgos de la inversión en bolsa

Ventajas de invertir en bolsa:

1. Generación de ingresos periódicos: Una de las principales ventajas es la capacidad de obtener ingresos regulares a través de los dividendos de las acciones. Estos dividendos representan los beneficios que las empresas distribuyen entre sus accionistas anualmente. Tienes la flexibilidad de reinvertir esos dividendos para comprar más acciones o utilizarlos según tus necesidades financieras.

2. Comisiones competitivas: Las comisiones en la inversión en bolsa suelen ser más bajas en comparación con otros tipos de activos, como bienes raíces. Sin embargo, es crucial investigar detenidamente las tarifas que cobra tu bróker antes de comenzar a operar.

3. Libertad de elección: En la inversión en bolsa, no estás obligado a comprar o vender acciones a menos que consideres que es el momento adecuado. Tienes el control total sobre tus movimientos financieros en todo momento.

4. Flexibilidad para entrar y salir: Puedes ingresar o salir del mercado en cualquier momento sin que tus acciones tengan un impacto significativo en la escala del mercado.

5. Oportunidades fuera de los índices bursátiles: Tienes la posibilidad de invertir en empresas sólidas que no cumplen con los requisitos de tamaño o liquidez para formar parte de un índice bursátil, lo que a menudo pasa desapercibido para los fondos de inversión.

6. Protección contra la inflación: La inversión en bolsa te permite participar en activos que actúan como una protección contra la inflación, como las empresas inmobiliarias y las materias primas.

Riesgos de invertir en bolsa:

A pesar de las ventajas, es importante ser consciente de los riesgos asociados con la inversión en bolsa:

1. Riesgo de mercado: Existe la posibilidad de que el valor de tus inversiones disminuya y puedas venderlas por menos de lo que invertiste originalmente.

2. Riesgo de liquidez: Puede que enfrentes dificultades para encontrar compradores cuando desees vender tus acciones, lo que podría obligarte a ofrecer descuentos para venderlas.

3. Riesgo de tipo de cambio: Si inviertes en acciones denominadas en una moneda diferente a la tuya, las fluctuaciones en los tipos de cambio pueden afectar el valor de tus inversiones, incluso si el rendimiento de las acciones es positivo.

Es importante destacar que, si bien existe la posibilidad de perder el capital invertido si las empresas quiebran, en una cartera diversificada, el riesgo de perder todo el dinero es bastante bajo. La diversificación ayuda a reducir los riesgos y aumenta la probabilidad de obtener un rendimiento favorable a largo plazo.

Otros artículos

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día