Invertir en ETFs desde México: Cómo Hacerlo

20/11/2023

Las siglas ETF corresponden a Exchange-Traded Fund, que se puede traducir como "fondo de inversión cotizado". Estos son fondos de inversión que se negocian en la bolsa de valores e incluyen una diversidad de activos, como acciones, bonos, materias primas o una combinación de estos. La particularidad de los ETFs radica en su capacidad para ser comprados y vendidos como acciones individuales durante el horario de negociación de la bolsa.

Los ETFs ofrecen diversas ventajas para los inversores, siendo una de ellas la posibilidad de lograr una amplia diversificación con una única inversión. Además, son fáciles de adquirir y vender, con comisiones de transacción relativamente bajas y precios que se actualizan en tiempo real.

Existen diferentes categorías de ETF, algunos replican el rendimiento de un índice, otros se centran en temas o sectores específicos, y hay aquellos gestionados por equipos de inversión con el objetivo de superar el rendimiento del índice subyacente.

En síntesis, estamos hablando de un fondo de inversión que se negocia como una acción individual, compuesto por diversos activos. Proporciona beneficios tales como diversificación, facilidad de negociación y representa una opción accesible para que los inversionistas individuales amplíen la diversificación de sus carteras.

Ejemplos de ETFs populares incluyen:

1. SPDR S&P 500 ETF (SPY): Reproduce el rendimiento del S&P 500, compuesto por las 500 principales empresas cotizadas en bolsa de Estados Unidos.

2. iShares MSCI EAFE ETF (EFA): Sigue el rendimiento del índice MSCI EAFE, que engloba a las principales empresas de Europa, Asia y Australia.

3. Invesco QQQ ETF (QQQ): Replica el rendimiento del Nasdaq 100, compuesto por las 100 principales empresas tecnológicas cotizadas en bolsa de Estados Unidos.

4. SPDR Gold Shares ETF (GLD): Invierte en lingotes y ofrece exposición al precio del oro.

5. iShares iBoxx $ Investment Grade Corporate Bond ETF (LQD):** Invierte en bonos corporativos de grado de inversión, con una calificación crediticia "inversión" o superior.

6. iShares China Large-Cap ETF (FXI): Invierte en las principales empresas chinas cotizadas en bolsa.

7. Financial Select Sector SPDR Fund (XLF): Invierte en las principales empresas del sector financiero, como bancos, compañías de seguros y empresas de inversión.

Estos son solo ejemplos y hay numerosos ETFs disponibles en el mercado. Recuerda siempre investigar cualquier instrumento antes de invertir en él para comprender su composición y su alineación con tus objetivos de inversión.

¿Los ETF generan interés compuesto?

En términos simples, los ETFs no generan interés compuesto de forma directa, ya que replican el rendimiento de un índice o conjunto de activos. Sin embargo, si el índice que replican experimenta un rendimiento compuesto, el ETF también reflejará ese rendimiento. En el caso de ETFs que incluyen acciones de empresas que pagan dividendos, los inversionistas pueden recibir esos dividendos, lo que posibilita un rendimiento compuesto mediante la reinversión de dichos dividendos.

¿Cuál es el proceso para invertir en un ETF desde México?

Para participar en este instrumento desde México, es necesario contar con una cuenta en un corredor de bolsa que permita operar en el mercado de valores. Algunos corredores en México que ofrecen este servicio incluyen GBM+, Kuspit, y Accitrade, entre otros.

Antes de abrir tu cuenta, asegúrate de que el corredor tenga disponible el ETF en el que estás interesado. Además, es aconsejable revisar las comisiones que el corredor pueda aplicar.

¿Hay ETFs mexicanos disponibles?

Sí, hay fondos cotizados en bolsa (ETFs) mexicanos que replican el comportamiento de índices o canastas de activos financieros. Algunos ejemplos incluyen:

1. iShares MSCI Mexico ETF (EWW): Segue el rendimiento del índice MSCI Mexico IMI 25/50, que abarca empresas mexicanas de diversos tamaños y sectores.

2. BBVA Mexico S&P/BMV IPC ETF (BMV: BBVAIPC): Replica el comportamiento del índice S&P/BMV IPC, compuesto por las 35 empresas más líquidas de la Bolsa Mexicana de Valores.

3. GBM Infraestructura ETF (BMV: GBMFINFRA): Se centra en empresas mexicanas del sector de infraestructura, como constructoras, operadores de carreteras y aeropuertos, así como empresas de energía.

4. GBM ESG ETF (BMV: GBMESG): Invierte en empresas mexicanas que cumplen con criterios de sostenibilidad ambiental, social y de gobierno corporativo.

Es fundamental señalar que estos instrumentos de inversión conllevan riesgos, por lo que se aconseja realizar una evaluación detallada de las características y el rendimiento de cada uno antes de tomar decisiones de inversión. Además, se recomienda consultar con un asesor financiero antes de invertir en este, o cualquier otro tipo de instrumento financiero.

Alternativas a un ETF tradicional

Los fondos de Arch Finance operan de manera similar a los ETFs, pero están diseñados específicamente para el ámbito de las criptomonedas. Funcionan como fondos diversificados que ofrecen exposición a la vanguardia de la tecnología blockchain.

Estos fondos son meticulosamente rebalanceados y creados por expertos en el campo, lo que significa que se ajustan estratégicamente para reflejar las dinámicas cambiantes del mercado de criptomonedas. Al proporcionar a los inversores acceso a una cartera diversificada de activos digitales, los fondos de Arch Finance ofrecen una opción para aquellos que buscan participar en el emocionante mundo de las criptomonedas de manera gestionada y respaldada por conocimientos especializados.

Otros artículos

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día