Mercado Bull: Qué Es y Cómo Funcionan los Mercados Alcistas

20/9/2023

¿Qué se entiende por mercado bull?

Un mercado alcista, también conocido como bull market o mercado bull, se define como una situación en un mercado financiero en la que los precios están en alza o se espera que aumenten. Aunque el término "mercado alcista" se utiliza principalmente en referencia al mercado de valores, también puede aplicarse a cualquier activo objeto de negociación, como bonos, bienes raíces, divisas y materias primas.

Dado que los precios de los valores fluctúan constantemente durante las operaciones, el término "mercado alcista" se reserva generalmente para períodos prolongados en los que una gran proporción de los precios de los valores están experimentando un aumento sostenido. Los mercados alcistas tienden a extenderse durante meses o incluso años.

Profundizando en los bull markets

Los mercados alcistas se caracterizan por un clima de optimismo, la confianza de los inversores y la expectativa de que los buenos resultados se mantendrán durante un período prolongado. Predecir consistentemente cuándo podrían cambiar las tendencias del mercado resulta ser una tarea difícil. Esto se debe en parte a que factores psicológicos y la especulación a veces desempeñan un papel importante en estos mercados.

No existe una métrica específica y universal para identificar un mercado alcista, pero la definición más comúnmente aceptada es aquella en la que los precios de las acciones aumentan un 20% o más desde sus niveles más bajos recientes.

Dado que los mercados alcistas son difíciles de anticipar, los analistas generalmente solo pueden reconocer este fenómeno una vez que ha ocurrido. Un ejemplo notable de mercado alcista en la historia reciente fue el período que abarcó desde 2003 hasta 2007. Durante este tiempo, el S&P 500 experimentó un incremento significativo después de una caída previa. Sin embargo, tras el surgimiento de la crisis financiera de 2008, se produjeron fuertes caídas que siguieron a dicho mercado alcista.

¿Qué provoca los mercados bull?

Por lo general, los mercados alcistas surgen cuando la economía está en proceso de fortalecimiento o ya se encuentra en una fase sólida. Estos períodos suelen coincidir con un robusto Producto Interno Bruto (PIB), una disminución en las tasas de desempleo y, con frecuencia, se acompañan de un incremento en las ganancias corporativas. Durante un mercado alcista, la confianza de los inversores tiende a aumentar, lo que se refleja en una demanda generalizada de acciones y en el sentimiento positivo en el mercado en general. Además, se observa un incremento en la actividad de Ofertas Públicas Iniciales (IPO, por sus siglas en inglés) durante estos periodos alcistas.

En particular, algunos de estos factores son más fáciles de cuantificar que otros. Por ejemplo, las ganancias corporativas y el desempleo son datos medibles, mientras que evaluar el sentimiento general del mercado puede resultar más desafiante. En un mercado alcista, la oferta y la demanda de valores se desequilibran, con una oferta limitada y una fuerte demanda. Los inversores están ansiosos por adquirir valores, mientras que son pocos los que desean vender. En definitiva, en un mercado alcista, los inversores se sienten más inclinados a participar en el mercado de valores con la expectativa de obtener beneficios.

Características de los mercados alcistas

En un mercado bull, se destacan diversas características. Entre ellas, se observa un incremento en el volumen de operaciones, ya que más inversores muestran disposición para adquirir y mantener valores con la esperanza de obtener ganancias de capital. Asimismo, los valores en un mercado alcista tienden a recibir valoraciones más elevadas, ya que los inversores están dispuestos a pagar un precio superior debido al potencial percibido de aumento en los precios.

Adicionalmente, un mercado alcista suele caracterizarse por una mayor liquidez, dado que existe una mayor demanda de valores y una menor oferta, lo que facilita a los inversores la compra y venta rápida a precios razonables. Las empresas que prosperan en un mercado alcista también pueden optar por recompensar a sus accionistas mediante el aumento de los dividendos, lo que puede resultar atractivo para los inversores que buscan ingresos. Por último, en un mercado alcista es común observar un aumento en el número de empresas que se hacen públicas y obtienen capital a través de Ofertas Públicas Iniciales (IPO), brindando así a los inversores la oportunidad de participar en el crecimiento de empresas nuevas y prometedoras.

Mercados bull vs mercados bear

Un mercado bajista, en contraposición a un mercado alcista, se caracteriza por una disminución de los precios y generalmente está marcado por un sentimiento pesimista. La creencia común sobre el origen de estos términos sugiere que el uso de "toro" y "oso" para describir los mercados proviene de la forma en que los animales atacan a sus oponentes. Un toro levanta sus cuernos en el aire, mientras que un oso mueve sus patas hacia abajo, lo cual se convierte en una metáfora para representar el movimiento de un mercado. Si la tendencia es ascendente, se habla de un mercado alcista, mientras que si la tendencia es descendente, se trata de un mercado bajista.

Estos dos tipos de mercados, alcistas y bajistas, a menudo están relacionados con el ciclo económico, que se divide en cuatro fases: expansión, pico, contracción y valle. El inicio de un mercado alcista suele ser un indicador adelantado de la expansión económica. Dado que la percepción pública sobre las condiciones económicas futuras influye en los precios de las acciones, el mercado tiende a subir incluso antes de que se observen señales más amplias de crecimiento económico, como el aumento del Producto Interno Bruto (PIB). De manera similar, los mercados bajistas suelen establecerse antes de que se produzca la contracción económica. Un análisis retrospectivo de una recesión típica en Estados Unidos revela que la caída en el mercado de valores suele ocurrir varios meses antes de que se registre una disminución en el PIB.

Cómo sacar ventaja de un mercado alcista

Los inversores interesados en capitalizar un mercado alcista deben considerar la estrategia de comprar en momentos tempranos para aprovechar el aumento de los precios y vender cuando alcancen su punto máximo. Aunque resulta difícil precisar cuándo se producirán el mínimo y el máximo, la mayoría de las pérdidas suelen ser mínimas y de carácter temporal. A continuación, exploraremos diversas estrategias empleadas por los inversores durante los mercados alcistas. Sin embargo, dado que evaluar el estado actual del mercado es complicado, estas estrategias conllevan un cierto grado de riesgo.

1. Compra y Mantén

Una de las estrategias más básicas en inversión consiste en adquirir un valor y mantenerlo durante un período, con la posibilidad de venderlo en el futuro. Esta estrategia requiere confianza por parte del inversor, ya que ¿por qué mantener un activo a menos que se espere que su valor aumente? En consecuencia, el optimismo que caracteriza a los mercados alcistas favorece la estrategia de compra y mantenimiento.

2. Compra y Aumento

La estrategia de compra y aumento es una variante de la estrategia de compra y mantenimiento, con un grado adicional de riesgo. La premisa subyacente en esta aproximación es que un inversor continuará aumentando su inversión en un activo mientras su valor continúe creciendo. Un método común para incrementar la inversión implica comprar una cantidad predefinida de acciones adicionales cada vez que el precio de las acciones aumente una cantidad determinada.

3. Estrategia de Retrocesos

Los retrocesos representan breves períodos en los cuales la tendencia general de un valor se invierte temporalmente. Incluso durante un mercado alcista, es improbable que los precios de las acciones solo aumenten sin interrupciones. En su lugar, es probable que se presenten cortos períodos de declive, incluso cuando la tendencia global sea alcista.

Algunos inversores prestan atención a los retrocesos dentro de un mercado alcista y compran durante estos declives. La lógica detrás de esta estrategia es que, asumiendo que el mercado alcista continúe, el precio del activo en cuestión se recuperará rápidamente, otorgando al inversor un precio de compra más favorable en retrospectiva.

4. Operaciones de Swing Completo

La forma más agresiva de beneficiarse de un mercado alcista es a través del proceso conocido como swing trading completo. Los inversores que emplean esta estrategia adoptan un enfoque altamente activo, utilizando ventas en corto y otras técnicas para obtener ganancias máximas a medida que se producen cambios dentro de un mercado alcista más amplio.

Ejemplos de mercados alcistas históricos

A lo largo de la historia, se han registrado varios mercados alcistas significativos, cada uno de ellos con características y catalizadores distintos. A continuación, se presentan ejemplos de algunos de los mercados alcistas más destacados:

1. Los Años Locos de la Década de 1920: Este mercado alcista, que tuvo lugar en la década de 1920, se caracterizó por la especulación y se prolongó hasta el colapso del mercado de valores en 1929. Se distinguió por un crecimiento económico acelerado, un aumento en los precios de los activos y un mayor gasto por parte de los consumidores.

2. El Mercado Alcista Japonés de los Años 1980: En la década de 1980, Japón experimentó un mercado alcista marcado por un crecimiento económico veloz y un aumento en los precios de los activos. Eventualmente, culminó con la explosión de la burbuja japonesa de precios de activos en la década de 1990.

3. El Mercado Alcista de Reagan en la Década de 1980: Durante la década de 1980, el mercado de valores vivió un mercado alcista impulsado por las políticas económicas de la administración Reagan y el sólido rendimiento del sector tecnológico. Este mercado alcista se extendió desde 1982 hasta agosto de 1987, periodo en el cual el índice S&P 500 experimentó un aumento de más del 100%. Concluyó con el "Lunes Negro" de octubre de 1987, cuando el índice S&P 500 cayó más del 20% en un solo día.

4. El Mercado Alcista de la Década de 1990: Este mercado alcista, también conocido como la "burbuja de las puntocom", se originó gracias al rápido crecimiento de los sectores de Internet y tecnología. Se mantuvo desde principios de la década de 1990 hasta principios de la década de 2000, y resultó en un aumento de más del 200% en el índice S&P 500.

5. El Mercado Alcista de 2009: Este mercado alcista se inició en marzo de 2009 y se extendió hasta febrero de 2020, convirtiéndose en el mercado alcista más largo registrado. Fue impulsado por el robusto crecimiento de las ganancias corporativas, las bajas tasas de interés y la confianza de los inversores. Durante este período, el índice S&P 500 aumentó en más del 300%.

Estos son solo algunos ejemplos de los mercados alcistas más notables en la historia. Cada uno de ellos estuvo influenciado por circunstancias y factores únicos.

¿Por qué se Utiliza el Término "bull" para describir mercados en ascenso?

La verdadera procedencia del término "bull" ha sido objeto de debate. Algunos sugieren que los términos "bull" (para los mercados en alza) y "bear" (para los mercados en descenso) se derivan de la manera en que los animales atacan a sus adversarios. Según esta teoría, un toro levanta sus cuernos en el aire, mientras que un oso los dirige hacia abajo. Estas acciones se asociaron metafóricamente con la dirección de movimiento de un mercado. Cuando la tendencia era ascendente, se consideraba un mercado alcista, y cuando era descendente, se le llamaba mercado bajista.

Otra teoría señala referencias en las obras de Shakespeare que mencionan batallas entre toros y osos. En "Macbeth", el protagonista menciona que sus enemigos lo han atado a una estaca, pero que "debo luchar, como un oso, contra mi destino". En "Mucho ruido y pocas nueces", el toro es retratado como una bestia salvaje pero noble. Existen también otras explicaciones posibles para el origen de estos términos.

En resumen

Un mercado alcista se define como un mercado financiero en el que los precios experimentan un aumento y en el que prevalece el optimismo entre los inversores. Aunque el término se emplea con mayor frecuencia en el contexto del mercado de valores, también puede hacer referencia a otros tipos de mercados, como los de bonos, bienes raíces, divisas y materias primas. Los mercados alcistas son conocidos por su prolongada duración y se caracterizan por una creciente demanda de valores, un incremento en las ganancias corporativas y en el Producto Interno Bruto (PIB), así como una reducción del desempleo.

En contraposición, un mercado bajista se presenta cuando los precios decaen y predomina el pesimismo entre los inversores. Se cree que los términos "toro" y "oso" se originan en la forma en que estos animales atacan a sus adversarios.

Otros artículos

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día