Métodos de Ahorro: 7 Que Debes Conocer

Adquirir una vivienda, disfrutar de viajes, establecer un fondo de contingencia y asegurarnos de tener un colchón financiero para nuestra jubilación. Independientemente de la razón que nos impulse a ahorrar, es fundamental reflexionar cuidadosamente sobre cómo llevarlo a cabo. De esta manera, podemos experimentar con distintas estrategias y técnicas de ahorro, determinar cuál de ellas se ajusta mejor a nuestras necesidades y trabajar hacia el logro de nuestras metas establecidas.

¿Cuáles son las estrategias óptimas para ahorrar dinero?

A veces puede parecer un desafío, pero con determinación, es algo que podemos lograr. El ahorro puede simplificarse al seguir prácticas específicas y evitar errores comunes que puedan llevarnos a gastar más de lo necesario. Es crucial tener claridad en nuestros objetivos financieros. Por esta razón, en esta publicación, deseamos compartir los consejos más eficaces para el ahorro personal.

Los expertos en finanzas personales recomiendan diversas técnicas de ahorro. Estas estrategias nos permiten administrar nuestras finanzas de manera que podamos acumular fondos para usar en el futuro. A continuación, presentamos los siete métodos de ahorro que consideramos más efectivos:

1. Método de Ahorro 50-30-20

En este enfoque de ahorro, se divide en tres categorías principales:

1. Gastos esenciales: Estos gastos, que incluyen alimentación, transporte, hipoteca y otros relacionados con la vivienda, no deben superar el 50% de tus ingresos.

2. Gastos personales: El 30% restante se destina a gastos personales, como entretenimiento o caprichos.

3. Ahorro: Finalmente, se asigna el 20% de tus ingresos para el ahorro. Esta parte se considera un compromiso de ahorro, similar a cualquier otro gasto obligatorio.

De esta manera, el método 50-30-20 establece un enfoque equilibrado para administrar tus finanzas y garantizar un ahorro constante.

2. Método de Ahorro Japonés o Kakebo

El término "Kakebo" se traduce como "libro de cuentas para la economía doméstica". Como su nombre sugiere, esta técnica requiere que analices y registres por escrito tus gastos.

El Kakebo consiste en mantener un registro detallado de en qué gastas tu dinero, lo que te permite tener un historial completo de tus transacciones financieras. Al anotar estos datos, puedes tomar decisiones informadas sobre los gastos que podrías reducir o eliminar.

Aunque el Kakebo no es un método específico para ahorrar una cantidad fija de dinero, es una herramienta ideal para organizar tus finanzas y tomar conciencia de tu situación económica. Puedes combinar esta práctica con el método 50-30-20, utilizando el Kakebo para el seguimiento y el 50-30-20 para planificar tus gastos mensuales y tu ahorro.

3. Desafío o Método de las 52 Semanas

Este enfoque tiene como objetivo que una persona ahorre la cantidad de 1.378 € en un año, aumentando gradualmente el ahorro semana tras semana.

¿Cómo funciona? Es bastante sencillo. En la primera semana, solo necesitas ahorrar $1, en la segunda semana aumentas a $2, y así sucesivamente. Esto significa que en la semana 52, deberás ahorrar $2 . Al final del año, habrás acumulado casi $1.400  en ahorros.

Puedes llevar a cabo este desafío guardando dinero físico, como en una caja, o de manera digital mediante una aplicación, según te resulte más cómodo.

4. Método Harv Eker

Este enfoque también se basa en la categorización de gastos y asignación de porcentajes específicos, aunque es más detallado en algunos aspectos que el método 50-30-20. La distribución en este caso se divide de la siguiente manera:

- 50% para necesidades esenciales.
- 10% para el entretenimiento.
- 10% para la educación, destinado a invertir en nuestro crecimiento personal.
- 10% para inversiones a largo plazo.
- 10% para obras benéficas.
- 10% para el ahorro.

5. La Regla de los 30 Días

A pesar de su nombre, este método no se limita a un solo mes; es una práctica que se realiza a diario. Cada día, se ahorra una cantidad de dinero equivalente al día del mes en curso.

Por ejemplo, el primer día se guarda $1 el día 12 se acumulan $12 y en el día 30 se reservan $30. De esta forma, en los meses de 31 días, ahorrarás 496 €, en los de 30 días, serán $465 y en febrero podrás conseguir $406 o $435, dependiendo de si es un año bisiesto o no.

6. El Reto de la Hucha de Cambio

Como su nombre sugiere, este desafío requiere tener una hucha para depositar el dinero. Para comenzar, puedes empezar a llenarla con las monedas que ya tengas, y luego agregar las monedas que recibas como cambio, ya sea al hacer compras, pagar en un bar o en una tienda, entre otros lugares.

Con el tiempo, habrás acumulado una considerable cantidad de dinero en tu hucha, que posteriormente puedes depositar en una cuenta de ahorro, por ejemplo.

7. El Método de los Sobres

Esta es una práctica de larga data que sigue siendo efectiva y se basa en una fórmula matemática desarrollada por Carl Friedrich Gauss. Se dice que podría permitirnos ahorrar hasta 5.600 euros en seis meses.

¿Cómo es esto posible? La idea es juntar todo el dinero en efectivo y considerar los gastos que tendremos durante el mes. Luego, categorizamos esos gastos, dividimos el dinero y colocamos la cantidad asignada en cada sobre. En uno de estos sobres, reservamos una parte para el ahorro, generalmente un 10%.

La desventaja de este método es que requiere el uso de dinero en efectivo, algo que es menos común en la actualidad.

¿Cuál es la forma más efectiva de ahorrar?

Si tu objetivo es mantener un ahorro constante, aquí tienes algunos consejos prácticos que puedes incorporar en tu vida diaria. A pesar de parecer pequeños, con el tiempo, estos hábitos pueden generar un impacto significativo en tus finanzas.

1. Haz una lista de compras antes de ir al supermercado y síguela rigurosamente para evitar compras impulsivas que no necesitas realmente.

2. Crea un presupuesto al comienzo del mes, asignando una cantidad específica de dinero a cada categoría de gastos, y asegúrate de reservar una parte para el ahorro.

3. Elimina gastos innecesarios, como tomar café en un café o fumar tabaco. Estos cambios no solo te ayudarán a ahorrar dinero, sino que también pueden tener un impacto positivo en tu salud.

4. Establece una cantidad mínima mensual que no puedes gastar y guárdala como si no estuviera disponible para tus gastos durante ese mes. Actúa como si no la tuvieras.

5. Almacena las monedas sobrantes de tus compras en una hucha, y con el tiempo, verás cómo se acumula.

6. Si sueles pagar con tarjeta, redondea las compras al alza y transfiere los céntimos adicionales a una cuenta de ahorro. Por ejemplo, si gastas $8,75, guarda los $0,25 restantes para llegar a $9.

7. Separa y guarda los billetes de $5  en un sobre.

8. Lleva un registro de tus gastos. En la actualidad, existen aplicaciones móviles que pueden ayudarte en esta tarea, pero también puedes optar por hacerlo de manera manual con papel y bolígrafo si lo prefieres.

Errores habituales al intentar ahorrar

Cuando nos proponemos ahorrar, es esencial tomar decisiones cuidadosas para alcanzar nuestros objetivos financieros. Aquí se presentan algunos errores comunes que pueden dificultar el logro de la cantidad de dinero que tenemos en mente:

1. Falta de constancia: A menudo, comenzamos a implementar medidas de ahorro, pero con el tiempo perdemos la disciplina y nos olvidamos de seguir una rutina.

2. Gastos en artículos innecesarios: Para alcanzar nuestros objetivos de ahorro, es crucial evitar gastar dinero en cosas que no necesitamos, como un teléfono móvil de última generación, ropa nueva o comida en exceso.

3. Depender únicamente de lo que queda al final del mes: Es más efectivo establecer una cantidad fija para el ahorro, una suma que no podamos utilizar durante ese mes, ya que está reservada y guardada de antemano.

4. Comprar el primer producto sin comparar precios: Al comprar un artículo, es importante tomarse el tiempo para comparar precios, ya que es muy probable que el mismo producto esté disponible en otra tienda o marca a un precio más bajo.

Beneficios de Adoptar un Método de Ahorro Definido

Una vez que hemos tomado la decisión de ahorrar dinero adicional, optar por un método de ahorro específico puede resultar altamente ventajoso. De esta manera, podemos reunir la cantidad deseada de dinero, posiblemente en un plazo más corto de lo que habíamos previsto.

Estos son los beneficios de seguir un método concreto de ahorro:

1. Ahorro Sistemático: Al adherirse a las pautas de un método específico, establecemos una rutina que nos facilita el ahorro constante con el tiempo.

2. Control de Gastos: Mantener un método de ahorro nos ayuda a mantener un control más efectivo sobre nuestros gastos y evita gastos innecesarios.

3. Organización de Finanzas Personales: Adoptar un método de ahorro contribuye a una mayor organización de nuestras finanzas personales.

4. Logro más Rápido de Objetivos: Con la disciplina que proporciona un método de ahorro, es más probable que alcancemos nuestros objetivos financieros en menos tiempo.

En resumen, los métodos de ahorro son herramientas efectivas para acumular fondos. Seguir estas prácticas es una decisión acertada si deseamos asegurarnos de tener ahorros para el futuro.

Otros artículos

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día