Pagarés: Qué Son y Cómo Funcionan

27/11/2023

Un pagaré es un documento que establece el compromiso de un deudor de pagar una cantidad específica de dinero en un plazo determinado a una entidad bancaria o prestamista. Sin embargo, ¿sabías que es posible invertir en pagarés para generar rendimientos?

¿Qué implica invertir en pagarés? Se trata de un instrumento de inversión seguro diseñado para adaptarse a las necesidades de los inversionistas. La inversión en pagarés recibe su nombre porque opera de manera similar a un pagaré convencional. En este caso, tú "prestas" dinero al banco y te lo devuelven en un plazo fijo, añadiendo los rendimientos generados por la inversión.

Para comprender cómo puedes invertir según tu perfil y aprovechar los beneficios de los pagarés, es importante conocer en detalle las características de este instrumento de inversión y cómo se asemeja a otros productos financieros.

¿Cuál es la utilidad de un pagaré?

Se trata de un documento crediticio que compromete al receptor de un préstamo a reembolsar la cantidad prestada en una fecha predefinida, la cual es acordada entre el prestamista y el beneficiario del préstamo.

Este título de crédito funciona como comprobante, permitiendo que, en caso de no cumplir con el pago en el plazo establecido, los prestamistas puedan emprender acciones legales por el incumplimiento de la deuda.

Por otro lado, la inversión en pagarés representa una modalidad de inversión en la banca digital, en la cual los intereses se abonan mensualmente y el capital final se transfiere a tu cuenta al finalizar el plazo acordado.

Atributos del pagaré

Entre las características fundamentales que identifican a un pagaré como documento bancario se encuentran las siguientes:

1. Debe ser un documento físico para que el prestamista pueda exigir el reembolso del dinero prestado.
2. Solo puede ser cobrado en la fecha acordada, y en caso de que el deudor no realice el pago en dicho plazo, se aplicarán intereses.
3. Es posible cambiar al beneficiario del pagaré, quien asumirá la responsabilidad de saldar la deuda.
4. Ambas partes involucradas (quien solicita el dinero y quien lo presta) deben firmar el pagaré para que tenga validez.

Categorías de pagarés bancarios

Dentro de las diversas clasificaciones de pagarés, se encuentran las siguientes:

1. Pagaré a día fijo: Con una fecha de vencimiento específica.
2. Pagaré bancario: Emitido por el banco que concedió un préstamo a una cuenta bancaria vinculada.
3. Pagaré sin vencimiento: Sin una fecha límite para el pago, aunque el compromiso sigue activo.
4. Pagaré a la vista: Se liquida en el momento en que se presenta el beneficiario del préstamo.
5. Pagaré de empresa: Emitido por la empresa, que establece los requisitos de acceso al crédito y las fechas límite de pago.
6. Pagaré a la orden: Puede ser endosado a un tercero que no sea el prestamista original, pero este tercero tiene el derecho de cobrarlo.
7. Pagaré nominativo: Similar a los anteriores, puede ser endosado, pero no tiene un título escrito.
8. Pagaré cruzado: Marcado con dos líneas paralelas que cruzan el documento, otorgándole la apariencia de un cheque cruzado. Este tipo de pagaré indica que debe ser cobrado en una cuenta bancaria, no en efectivo.

Componentes de un pagaré

Es esencial que cada tipo de pagaré contenga los siguientes elementos para ser considerado válido:

1. Indicación escrita que identifique el documento como un "pagaré".
2. Fecha y lugar de emisión.
3. Fecha y lugar de vencimiento.
4. Nombre completo de la persona responsable de efectuar el pago del pagaré.
5. Nombre completo del beneficiario a quien se le hará efectivo el pagaré.
6. Monto a pagar expresado en letra y número.
7. Fecha y lugar de vencimiento del pagaré.
8. Número de cuenta en la cual se realizará la transacción.
9. Firma de la persona que recibe el dinero del préstamo.

Ejemplos de pagarés

Para consolidar la comprensión de las diferencias y características de ambos tipos de pagarés, considera el siguiente ejemplo de un pagaré convencional:

Supongamos que deseas adquirir una nueva computadora con un costo de $22,000.00, pero tu presupuesto solo te permite cubrir la mitad del precio. En este caso, decides solicitar prestado a un amigo o familiar la parte faltante, equivalente a la mitad del costo. Una vez que recibes el dinero, procedes a firmar un pagaré por $11,000.00, comprometiéndote a saldar dicha cantidad a más tardar en un plazo de tres meses.

Beneficios de la inversión en un pagaré

Algunas ventajas de optar por un pagaré incluyen:

1. Conocer anticipadamente los intereses que generarás.
2. Contar con la flexibilidad de reinvertir o retirar tu capital al concluir el plazo del pagaré.
3. Seleccionar el período de tiempo en el que deseas que tu dinero esté invertido, que va desde 1 hasta 182 días.
4. Incrementar el monto de tu inversión y, por ende, aumentar tus ganancias.
5. Las inversiones en pagarés presentan un bajo nivel de riesgo, y tu capital está respaldado por el IPAB (Instituto para la Protección al Ahorro Bancario).

Alternativas de inversión a un pagaré

Además de los pagarés, existe una amplia variedad de alternativas de inversión, y entre ellas, la inversión en criptomonedas se destaca como una opción cada vez más atractiva. En este contexto, Arch Finance ofrece fondos crypto diversificados, cuidadosamente construidos por profesionales en el campo.

Estos fondos proporcionan a los inversionistas una oportunidad de participar en el mercado de criptomonedas, aprovechando la experiencia y la gestión experta para maximizar el potencial de rendimiento en este emocionante y dinámico espacio financiero. Así, aquellos interesados en explorar nuevas oportunidades de inversión encuentran en las criptomonedas y los fondos de Arch Finance una alternativa innovadora y gestionada profesionalmente.

Otros artículos

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día