¿Qué tienen en común blockchain y el metro?

27/7/2023

Todo el mundo habla de blockchain pero siento - desde que trabajo en esto - que prácticamente nadie lo entiende. Y es que, debido al potencial infinito de la tecnología, blockchain pasa de poder ser todo a sentirse más como nada.

Entonces, ¿qué se supone qué es?

"Blockchain" es un término que se usa para describir una tecnología que permite a un montón de personas mantener registros seguros de operaciones y transacciones. Esa es la definición. Ahora, aterricémosla. 

Es básicamente un libro de contabilidad compartido para toda una comunidad, en el que cada compra e intercambio se anota y luego se acuerda con la comunidad.

¿Compraste una caja de cereal en el super? Eso va automáticamente en el libro mayor (o ledger si quieres sonar como conocedor de crypto). ¿Tu vecina vende su auto a otra vecina? Eso también se registra automáticamente en el libro mayor. 

Todos los vecinos lo ven y todos los vecinos registran la transacción, mientras el resto de los vecinos puede ver lo que está pasando desde sus ventanas. Algo así funciona una blockchain. 

Suena aburrido, porque esta imagen mental de la contabilidad no es tan emocionante. Pero, curiosamente, un libro de contabilidad compartido y acordado tiene beneficios reales.

Cuando los intercambios y las compras se registran utilizando la tecnología de blockchain, se envía una copia de esos registros a cada persona que ayuda a ejecutar la red. 

Esos registros también están encriptados y protegidos contra la manipulación. Eso hace que blockchain pueda ser una solución al fraude. Con múltiples copias seguras de registros y sin una autoridad central para esos registros, ningún registro individual puede ser manipulado.

Si todos los vecinos saben que Juan le vendió un auto a Pepe por $10 dólares y tienen la transacción registrada. Juan nunca podrá decir que Pepe no le pagó realmente. 

Veámoslo con otro ejemplo: un archivo policial es, lamentablemente, bastante fácil de falsificar. 

Pero imagina imágenes de una cámara que se cargan automáticamente en Internet y se copian miles de veces justo después de un accidente. Es mucho más difícil cambiar el registro de lo que sucedió en ese accidente cuando tantas personas tienen el mismo video. Bastante genial. 

Y esto es lo más interesante de todo. 

Tú puedes ver en todo momento lo que pasa con cada transacción y con cada bloque. Sí, como esos vecinos que miran lo que pasa en su vecindario desde la ventana. 

¿Cómo? Con un explorador de bloque. Pero veamos antes qué es un bloque. Puedes imaginar un bloque como una página de un libro contable (fome) o como un vagón de metro (menos fome).

Voy a tomar el ejemplo del vagón de metro porque es visualmente más interesante. Frente al vagón de metro hay cientos de personas (transacciones) que quieren subirse para llegar a su destino (estar seguros en la red). Cada una de esas personas paga un monto por subirse al metro. 

Mientras más peak es la hora - es decir, mientras más transacciones hay - más sube el precio del ticket (o los gas fees). Es lo mismo que pasa con el metro común y corriente. 

El vagón del metro sale cuando se llena por completo. Los que están dispuestos a pagar menos de lo que cuesta el ticket, quedan esperando en una fila y si no hay transacciones suficientes que sí estén dispuestas a pagar el costo total, van pasando de acuerdo a lo que estén dispuestos a pagar. 

En todo momento, todos podemos ver las transacciones que van en cada vagón. O sea que, por ejemplo, si quieres ver el bloque 793294 de Bitcoin, puedes. En ese bloque se alcanzaron a subir 1161 transacciones, por ejemplo. 

Y puedo ir más allá y ver de qué monto y a qué billetera iba cada transacción. Es público y abierto. 

La verdad es que este ejemplo del vagón de metro no es mio. Hay un sitio muy bueno - TRXStreet - que es el que uso para explicar visualmente cómo se ve cada transacción subiéndose a su vagón. Funciona también como un explorador de bloque y puedes ver cada transacción. 

Obviamente hay un par de cosas atrás más tecnológicas, como que todos los operadores del metro tienen que firmar que están de acuerdo antes de aceptar una transacción en el vagón y antes de que el vagón pueda salir, pero no es necesario profundizar en esa parte. 

Así que la próxima vez que alguien te diga que hizo un pago con bitcoin o que su empresa tiene todo registrado en blockchain, ya podrás imaginarte todos los registros subiéndose a un vagón de metro que todos podemos ver y corroborar.

Otros artículos

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día

Diversificado

Simple

Siempre al día